Mastopexia – elevación de mamas

¿Qué es? Es la cirugía para elevar los pechos caídos o flácidos

¿Para qué? Llevar los pechos a una posición más natural, mejorar la forma y turgencia. A la vez puede aumentarse o reducir su tamaño.

¿Hay cicatrices? Según la técnica. Generalmente pueden esconderse alrededor del pezón o debajo de la mama. La más aparente es la vertical.

¿Con qué anestesia? Anestesia general

¿Hay que ingresar? En general una noche de ingreso, pero puede realizarse de forma ambulatoria

Vuelta a la vida normal: 2-4 semanas

Resultados: Mamas juveniles y bien posicionadas

¿TIENES DUDAS?

Pide cita con tu cirujano para conocer personalmente los beneficios de la elevación de pecho.

En ocasiones el aspecto del pecho no resulta atractivo no por un problema de tamaño, sino porque aparece caído, demasiado descendido y deformado. La mastopexia, o elevación de pecho consiste en remodelar el pecho para elevarlo y devolverlo a su posición en el tórax, a la vez que se puede modificar su forma para darle un aspecto y turgencia más juveniles.

En caso de que además no estemos conformes con el tamaño, se puede realizar en la misma intervención una reducción de pecho (mastopexia-mamoplastia de reducción) o un aumento del tamaño, implantando prótesis en el interior de la mama (mastopexia con prótesis).

La ptosis mamaria, o caída de la mama, es una condición muy habitual. La desencadenan factores como la edad, una piel poco elástica y cambios corporales como el embarazo o la pérdida de peso. Si consideras que tus mamas están caídas, flácidas, con una forma poco atractiva y poco firmes, la elevación de pecho, o mastopexia, es la cirugía que buscas.

Con la mastopexia elevamos la areola y el pezón a una posición armónica, en función de las características de la paciente, remodelamos el interior de la mama y extirpamos el exceso de piel, para conseguir una mama elevada, natural, sin necesidad de modificar el tamaño.

La herida en la piel puede realizarse alrededor del pezón (mastopexia periareolar), puede extenderse hacia abajo (mastopexia vertical) e incluso a lo largo del surco de la mama (mastopexia en ancla o en T invertida), según las características de la mama y los tejidos que deban modificarse.

Si la paciente tiene suficiente tejido mamario, modelamos el interior de la mama para mejorar su forma y consistencia. Elevamos el pezón a su posición y extirpamos la piel sobrante.

En el caso de que decidamos una elevación de las mamas a la vez que una reducción, en lugar de extirpar sólo piel, extirpamos también parte del interior de la mama, tanto como sea necesario para conseguir el mejor resultado.

Si por el contrario, además de un pecho elevado lo deseas más grande, o tus tejidos no son lo suficientemente firmes como para mantener la nueva forma de la mama, lo que realizamos es una elevación del pecho y un implante de prótesis. Después de realizar las incisiones en la piel y modificar la forma del interior de la mama, disecamos un bolsillo en el que introduciremos la prótesis. Podremos colocar la prótesis justo debajo de la glándula de la mama, pero por encima del músculo pectoral (prótesis subglandulares), o por debajo de la glándula y del pectoral, de manera que la prótesis quede protegida por la glándula y el músculo (prótesis submusculares).

Existen prótesis de diferentes tamaños y formas. Nosotros trabajamos con prótesis de gel cohesivo de silicona, que cumplen con los estándares de calidad y seguridad europeos e internacionales. Estas prótesis pueden tener una forma anatómica o redonda. Las prótesis anatómicas tienen forma de lágrima, y las redondas, como indica su nombre, son más redondeadas.

La elección del tamaño y forma de las prótesis depende de tus deseos como paciente, tu anatomía, y los conocimientos y experiencia de tu cirujano.

Como alternativa o complemento al aumento de pecho con prótesis, también ofertamos el aumento mamario con injerto de grasa, lipotransferencia o lipofilling. En estos casos realizamos una liposucción de zonas de tu cuerpo con exceso de grasa, e inyectamos esta grasa en las mamas para aumentar su tamaño.

Antes de someterte a esta intervención, debes realizar una visita al cirujano plástico y al anestesista. El cirujano realizará un examen médico que te orientará acerca de la técnica que más se adapte a tú caso. En estas visitas se realizarán entrevistas, exploraciones, mediciones y pruebas médicas que son imprescindibles para detectar cualquier problema que pueda contraindicar la cirugía.

Durante esta visita podrás explicar tus expectativas e inquietudes a tu cirujano, y acordar la técnica y el tipo de prótesis que mejor se adapten a tus deseos.

 Es importante evitar el tabaco durante un mes antes y un mes después de la cirugía, para no generar problemas con la cicatrización.

Esta cirugía debe realizarse en una clínica u hospital, y nosotros recomendamos la anestesia general. Requiere una noche de ingreso. Se trata de una cirugía que dura entre 2 y 3 horas.

Durante la cirugía colocamos un tubo de drenaje en cada mama, para evitar la acumulación de líquido y sangre, y un vendaje y sujetador especiales con los que permanecerás los siguientes días.

Los primeros días tras la cirugía notarás dolor o escozor y tensión, si además hemos implantado unas prótesis, pero estas sensaciones pueden controlarse fácilmente con medicación.

El vendaje compresivo y los tubos de drenaje se retiran al día siguiente, y se sustituyen por un sujetador deportivo. Generalmente trabajamos con puntos de sutura que van por dentro de las heridas, de manera que no es necesario retirarlos. En caso de que haya que quitar algún punto, lo haremos durante los 7-10 días siguientes a la intervención.

Puedes incorporarte a tus actividades cotidianas tras recibir el alta de la clínica. Deberás hacerlo progresivamente, de manera que no podrás realizar grandes esfuerzos durante las primeras 2 semanas. En el caso de que hayamos implantado unas prótesis, además deberás limitar el movimiento de los brazos.

La incorporación al trabajo suele ser durante la primera semana, siempre y cuando no implique realizar grandes movimientos con los brazos y hombros. Deberás llevar un sujetador especial durante un mes, día y noche, pasado ese mes ya podrás realizar deporte y estarás totalmente recuperada.

Los primeros días notarás molestia y algo de dolor, pero como decíamos anteriormente, pueden controlarse fácilmente con medicación. Al principio las mamas se encuentran muy inflamadas, deformadas, y con cambios de color en la piel.

 Conforme pasen las semanas la inflamación irá disminuyendo, hasta que las mamas adopten su forma y tamaño definitivo entre 2 y 3 meses después de la intervención.

Las cicatrices aparecerán muy rojas y abultadas durante las primeras semanas, pero con el paso del tiempo y si sigues las recomendaciones de tu cirujano, irán blanqueando y aplanando hasta hacerse apenas perceptibles.  

La manipulación de la glándula mamaria para dar forma a la mama puede generar problemas en el futuro para la lactancia. Además los cambios que sufren las mamas con los embarazos pueden alterar los resultados de la cirugía. Es por esto que recomendamos realizar la cirugía cuando se haya decidido no tener más embarazos, para obtener un resultado más duradero y definitivo.

 

 

El aumento de pecho proporciona un resultado estético excepcional e inmediato. La mama vuelve a una posición juvenil, adopta una forma armónica y recupera su turgencia.

Los resultados son duraderos y se mantienen durante muchos años, pero no son permanentes. Debes saber que a pesar de la cirugía tus pechos van a sufrir cambios con la edad, los cambios de peso o los estímulos hormonales.

Antes y después en mastopexia de aumento

¿TIENES DUDAS?

Escríbeme sin compromiso y te responderé a la mayor brevedad.

Acepto la política de privacidad y consiento el uso de mis datos para la gestión de la consulta realizada y la solicitud de cita en caso de indicarlo.
Consiento el uso posterior de mis datos para envío de información relativa a nuestros tratamientos.

En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos 2016/679, DOCTOR SILVA pone en su conocimiento que su dirección electrónica, así como otros datos de carácter personal que puedan figurar en este formulario forman parte de un tratamiento de datos de carácter personal cuyas características se detallan a continuación:

Responsable: Doctor Murilo Silva Bueno

Finalidad: Gestionar las consultas y comentarios. También el envío de información de nuestros servicios Cirugía estética, plástica y reparadora en caso de que lo hayas aceptado expresamente

Legitimación: Consentimiento del interesado o su representante legal.

Destinatarios: Doctor Murilo Silva no cede datos a terceros.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, tal como se explica en nuestra política de privacidad.

Información adicional: Política de privacidad

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Quiero informarme

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar